miércoles, 23 de abril de 2008

Mi próxima carrera.

Escribo esta entrada con la esperanza de que algún día en el futuro me pueda reir de ella sin ninguna compasión, y para convencerme de que una vez más la mente impera sobre el cuerpo.

Hace ya más de dos meses empecé con una ligera molestia en los aductores de la ingle, sin darles más importancia. Seguí trabajando y entrenando, hasta que llegó el día del no puedo más y me lancé directo al inframundo de los médicos. Tras una serie de pruebas y diagnósticos erroneos (tendinitis...) se dignaron a realizarme una resonancia en la que me diagnosticaron una osteocondritis en la cabeza del femur de la pierna izquierda. Que qué es esto... pues una putada, no es ni más ni menos que una lesión en la articulación del femur con el coxal, casi "".
Mi primera reacción, se me pasaron por la cabeza todas las pruebas en las que no iba a poder participar, Maratón Alpina Zegama-Aizkorri, MAM, CCC... eso dejando a un lado barrancos montaña... y un largo etc.
Pero, como dicen en el Jovencito Fronkonstin, "...podía ser peor, podría llover...", la coletilla de la resonancia anuncia que, por la ubicación de la lesión, no se descarta una posible Necrosis Avascular.
Quince días después, ésto se confirma y el mundo se me cae encima. Entro andando en la consulta y salgo con dos cosas, muletas y una enfermedad que marcará el resto de mi vida, ya no a nivel deportivo, que en esos momentos queda en un segundo plano, si no en mi vida cotidiana.
Aquellos que me conocéis sabéis que tengo una personalidad marcada por un caracter fuerte y un coco relativamente bien amueblado para estas putadas, pero nunca me he enfrentado a algo así, ni siquiera lo que me ocurrió en el ojo se acerca a esto, y me está costando unos esfuerzos muy grandes el asumir lo que tengo.
Lo primero es asumir y conocer tu enfermedad, luego es montar tu vida de otra manera para no venirte abajo, hacer el deporte que esta puta mierda te permite hacer ( vease abdominales, dominadas, pesas...y poco más), ingerir menos calorías, buscar el lado positivo del tema (ahora tengo más tiempo para estudiar), en fin, pues en definitiva, el estar lo más entretenido posible siempre aprovechando el tiempo.
Afortunadamente tengo a mi lado a una persona maravillosa, que aunque a estas alturas no me tiene que demostrar absolutamente nada, me ayuda en todos los terrenos posibles, proporcionándome la mejor de las terapias. Sin lugar a dudas ésto no lo podría llevar sin ella.
No todo el afecto emocional viene de ella, en estos momentos algunos retazos sinceros de la familia y el resto de los amigos que me estáis mostrando vuestro apoyo, elaboráis un cocktail básico para seguir adelante. Desde aquí quiero agradecer a aquellos que os interesáis por mi de verdad, y no por compromiso (tal y como hacen incluso algunos familiares, que eso se nota...), vuestro apoyo.
En el último maratón que corrí, el de Donosti, viví de una manera diferente y especial el empuje de los que te animan, y conseguí lo que me proponía, sin duda en gran parte por ellos. En esta carrera de ultrafondo que he iniciado hace un mes tengo dos cosas claras; la primera es que se que voy a tener mucho público animándome a mi alrededor, y la segunda es que no les voy a decepcionar, voy a luchar por llegar a meta con el objetivo cumplido, voy a vencer ésto sin duda, y pasado el arco de meta me abrazaré a todos vosotros para agradeceros el apoyo.

5 comentarios:

  1. No me cabe duda de que cumpliras el objetivo. Ya hablaremos. Las sensaciones de Donosti son un buen incentivo, cuidalas como oro en paño y sacalas cuando las necesites para disfrutar de ellas.
    Abrazos campeon.

    ResponderEliminar
  2. ¡Bravo Alex!

    Pues claro que sí, y si encima tenemos en cuenta que eres "un poco masoca" (Cameo dixit) pues por ganas y pelea no será, no...

    Volveremos al monte. Andando, rodando, a cuatro pies...que mas da! La montaña seguirá ahí esperando. Y cada vez que vuelvas será distinta, y siempre hermosa.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Así me gusta, con empuje y ánimo. Sobre todo que el ánimo no decaiga.
    Esta es una carrera muy especial, ya sabes que la corremos juntos.
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Alex, ya sabes que tienes muchas personas a tu alrededor siempre que las necesites. Usando una de tus frases, tú tampoco tienes que demostrarnos nada porque te conocemos y sabemos que vas a ganar esta batalla.

    Me alegro mucho de que hayas encarado esto con decisión, con relativo optimismo y con ganas de luchar. Eso es muy imporante ;)

    Un abrazo bien grande para ti y para Maria José.

    ResponderEliminar
  5. elmorea: Gracias tio, es cierto que Donosti fue especial.

    Mayayo: gracias, te aseguro que de una forma u otra, volveremos al monte y a los barrancos, no me cabe la más mínima duda.

    mariajo: dicen que la mitad de la sanación de una enfermedad es creerse que te vas a curar, yo no es que me lo crea, se que ocurrirá.

    wildrunner: gracias tio, se que cuento con vuestro apoyo.

    ResponderEliminar

Comentarios.