miércoles, 27 de febrero de 2008

Carretera austral, Patagonia Norte Chilena. (1 de 5)

¿Habéis intentado alguna vez recordar como se plantean los viajes que realizamos?, no se si es una neurona suelta mia o qué, pero yo recuerdo como me los planteé todos y cada uno de ellos.
El viaje que me dispongo a contar me empezó a entusiasmar subido a una bici estática en el rocódromo de espacio acción. Allí fue donde flipé calabacines con el viaje que se habían marcado una pareja por la Patagonia en bici. Me entusiasmó tanto, que enseguida empecé a valorar si era factible tanto a nivel económico, como de vacaciones etc... Cuando todo esto cuadraba, conté mi propuesta a todos mis colegas para ver quien se apuntaba, pues bien, al final fuimos sólo tres, Maria Jesus, Almudena y el que escribe.
La descripción técnica del viaje sería esta: recorrer la carretera Austral Chilena desde Puerto Montt hasta Villa O´Higgins (Patagonia Norte Chilena), en bicicleta de montaña, en autosuficiencia, vaya, sin coche de apoyo y sin hospedarse en hotelitos ni nada por el estilo, unos 1200 Km´s en aproximadamente 25 días. Dicho así suena facilote, pero creo que las condiciones climáticas y orográficas de Patagonia no las voy a descubir yo aquí y ahora...
Una vez decididos las unidades de humanos que nos disponemos a marchar hacia tierras australes, nos ponemos manos a la obra, nos repartimos las tareas de manera equitativa y en unos tres meses tenemos todo preparado.
Yo personalmente tengo algún problemilla para cuadrar fechas de vacaciones, así que decido pirarme de la empresa en la que estaba para realizar este sueño.
Imaginaros, me piro a Chile con dos chicas sin compromiso ninguno, me despido de mi curro, falto en Navidades... las críticas me llovieron por todas partes. Y diréis, ¿y tu chica?... el grado de confianza mutua que nos une está más que afianzado, además, como les decía a todos en aquellos momentos: ¿creeis que necesito irme a Chile para ponerle los cuernos a mi chica?... me saldría más barato hacerlo en cualquier hostal de Talavera de la Reina.Así que tras todos los preparativos, un 13 de Diciembre salimos de Barajas con nuestras bicis, alforjas, ilusiones, lágrimas e incertidumbres, hacia la maravillosa Patagonia Chilena.

6 comentarios:

  1. Eso son unas vacaciones con adrenalina, sí señor!

    Espero que pongas las 4 partes restantes pronto, porque yo tengo ganas de ver los mochilones que llevarías para 25 días de autosuficiencia y los detalles de tamaña aventura ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Perdon por la frivolité, pero las gafas esas de James Bond contra el Dr. No de donde las sacaste?

    Lo sé, lo sé, a mamonazo me gana muy poquita gente.

    ResponderEliminar
  3. si, a veces en ese momento de lanzarnos a por un sueño asi, todos dudamos.

    Claro, si te lanzas...años despues puedes mirar atras y comparar la fuerza de los recuerdos de tus años en ese trabajo con los del viaje austral. Pues eso!

    Bravo por esos 3 ciclistas dando pedales por carreteras infinitas bajo la Cruz del Sur!

    ResponderEliminar
  4. wild: la verdad es que llevábamos un huevo de peso, ya iré contando. En breve másssss.

    elmorea: de Karacol(tienda de bicis), he de recordarte que el modelo que observas fue lo más en el Giro de hace unos años, obviamente, en cuanto a diseño se refiere, están obsoletas. Algún día que quieras hacer un desnudo a lo fiebre del sábado noche te las paso.

    mayayo: la verdad es que todas y cada una de las decisiones tomadas para ese proyecto, fueron un poco heavys.

    ResponderEliminar
  5. Álex, gracias por traernos de nuevo estos recuerdos. Tengo ganas de volver, aunque no sé si con bici, demasiado dolor de piernas y frustración por no subir airosa los "portezuelos". Un besazo a mis dos grandes amigos de viaje.
    Chus.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Comentarios.